Article

Aprovecha al máximo tu plan de medicamentos

Para ayudarte a controlar mejor la diabetes y la salud del corazón, tu doctor puede recetarte algunas medicinas. Un régimen de medicinas bien planeado además de una dieta saludable y hacer ejercicio pueden ayudar a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.
 

Cómo ayuda la medicina

El doctor puede recetarte una combinación de medicinas para disminuir la glucemia y reducir el riesgo cardiovascular. Esto se decide de acuerdo con tu historia clínica.
Glucose

Controlar la glucemia

Blood Pressure

Controlar la presión arterial

Cholesterol

Controlar el colesterol

Protect Heart

Controlar los riesgos de complicaciones del corazón y los riñones

Clot

Prevenir coágulos

Tu receta puede incluir pastillas, inyecciones o, en el caso de la insulina regular, una bomba portátil.

Si sigues el plan de medicinas y el tratamiento, podrás detener el avance de la diabetes y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

La receta para el éxito

Al principio, es fácil sentirte abrumado por tantas medicinas, pero con una rutina eficaz puedes mantener todo bajo control.

  • Haz una lista de todo lo que tomas actualmente (incluyendo hierbas, vitaminas y medicinas sin receta) con nuestra gráfica de medicinas para que puedas revisarla con tu doctor en cada cita.
  • Pide las medicinas en cuanto recibas las recetas y, si es posible, prográmalas para que te las surtan automáticamente.
  • Habla con tu doctor para saber a qué hora tomar cada medicina y qué debes hacer si se te olvida tomar una dosis.
  • Cuando sea posible, toma las medicinas con actividades que realizas todos los días, como desayunar, lavarte los dientes o ir a dormir.
  • Pon las pastillas en un dispensador de dosis diarias.
  • Anota recordatorios en el calendario (para tomar las medicinas o volver a surtirlas).
  • Pregúntale al doctor qué medicinas puedes tomar juntas para que funcionen mejor y no haya interacciones.
  • Toma nota de los efectos secundarios o las preocupaciones que tengas y discútelas con tu equipo de salud para que puedas hacer ajustes y encontrar la mejor solución.
  • Pídele ayuda a algún ser querido. Que estén pendientes de cómo vas puede tener resultados importantes.

El plan correcto, la mejor asistencia

mother-sonSi tienes diabetes, es normal que a veces te sientas abrumado. Pero cuando se trata de tu salud, recuerda que tú estás al volante. Puedes llevar una vida más saludable y hacer cambios hoy que tengan un impacto positivo en tu cuerpo y en tu futuro. Junto con las medicinas, esto te ayudará a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Estos son algunos aspectos que debes considerar para comenzar:

  • En tu próxima cita, pregúntale al doctor cómo puedes reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.
  • Pídele al doctor una recomendación para acudir a servicios reconocidos de educación y asistencia para el control de la diabetes (DSMES, por sus siglas en inglés); generalmente tienen cobertura de seguro.
  • Mantén la glucemia, el colesterol y la presión arterial en un rango saludable.
  • Come una dieta sana y equilibrada.
  • Haz más ejercicio diario. El objetivo es lograr 150 minutos de actividad a la semana.
  • Toma tus medicinas como te lo indiquen. Habla con el doctor si padeces efectos secundarios.
  • Asegúrate de que tus especialistas, como el cardiólogo y el endocrinólogo, estén al tanto de tu situación.
  • Consulta al doctor si la diabetes afecta la función de tus riñones.
  • Mantén una actitud positiva. Los científicos están haciendo descubrimientos nuevos todos los días para lograr un futuro más prometedor para los pacientes con diabetes o enfermedades cardíacas.

Uno de los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta es que el camino a la salud de cada persona es diferente, especialmente el de las personas con diabetes tipo 2.

Puede ser que algunos días se te hagan más difíciles y otros más sencillos. Pero tus esfuerzos harán la diferencia. Lo importante es avanzar para cumplir tus metas.


No importa cómo lo hagas, lo importante es seguir el plan según lo indique tu doctor. Seguir una rutina diaria con las medicinas puede tener un gran impacto en los niveles de glucemia, los riesgos cardiovasculares y la salud en general. ¡Recuerda que no estás solo!


REGRESAR